PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Elecciones generales ¿para esquivar la tormenta política?

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    Con una “Unión” Europea desangrándose, por diferentes motivos, entre los que se encuentra el fantasma del Brexit, respaldado por determinados lobbys económicos de EE.UU, que puede producir un colapso económico en Europa, analistas de prestigio, recomienda que el Reino de España, se constituya un gobierno fuerte para hacer frente a las consecuencias que ello puede producir, además de otras cuestiones, como la propia recesión económica que ha iniciado su camino, principalmente en Alemania. Lo que está claro es que España debe acelerar la constitución de un gobierno, que lleva varios meses en funciones para paliar lo que se viene anunciando sobre la inestabilidad del proyecto europeo, que por supuesto repercutirá en nuestro país.

     

    El panorama político español actual no puede seguir con el largo periodo de inestabilidad y el rifirrafe entre un pacto de gobierno entre el PSOE y Podemos, porque, en primer lugar, ambos no suman mayoría y existen mutuas desconfianzas; y en segundo lugar, sería un gobierno descafeinado y poco creíble para afrontar los problemas que se vienen anunciando. Por otro lado, este largo periodo de espera, con un gobierno en funciones, está perjudicando la financiación de las 17 comunidades autonómicas y esto sí es un problema grave y muy serio. Y Canarias ya está padeciendo las consecuencias y se ve incapaz de resolver, principalmente los problemas sociales que se viene arrastrando desde el estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera, iniciada en el 2008. Esto, como es bien conocido, causó, en una mayoría de la población canaria, que sus rentas se estancaran o se redujeran. El nuevo Gobierno de Canarias intenta mantener el llamado Estado del Bienestar, potenciando políticas económicas sociales y otras medidas para paliar el paro, uno de los más altos del Estado Español.

     

    Por eso, repito, el Reino de España necesita con urgencia, un gobierno que funcione y “no en funciones”; porque en la difícil situación europea que vivimos y la incertidumbre soberanista catalana,   que insiste en un referéndum de autodeterminación, inviable en la actual Constitución, son cuestiones que no se resuelven con un gobierno debilitado, al no contar con la mayoría parlamentaria. El presidente socialista, Pedro Sánchez, conoce perfectamente los problemas de la Eurozona y del Reino de España, por eso, pienso que su actitud prioritaria es alcanzar los acuerdos necesarios para evitar unas elecciones generales, si bien, en algunos sectores políticos, de comunicación y económicos, le achacan que en el fondo, solo está intentando quitarse la “etiqueta” de culpabilidad y traspasarla a otros partidos de centro derecha y a la misma formación morada de Pablo Iglesias. Para mí, Sánchez en un “superviviente” y pienso que sus ideas chocan frontalmente con las de Pablo Iglesias y, además, cree que su perspectiva de Estado no puede implementarse en un gobierno con “podemistas”, comunistas, radicales y los contrarios a la Monarquía parlamentaria. Además, Sánchez tiene por delante la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y esta cuestión es prioritaria para gobernar.

     

    Alejado, pues, un gobierno de coalición y la negativa de Ciudadanos y PP de apoyar la investidura del líder socialista, la estrategia que más se aproxima a la realidad política española, es la celebración de nuevas elecciones generales y como fecha máxima, el 10 de Noviembre. El 23 de septiembre, si no hay acuerdos y envestidura, el Rey Felipe VI convocará elecciones para el 10/N.

     

    He pretendido contribuir, analíticamente, una situación compleja, fruto de las negociaciones que se han llevado a cabo, en los últimos meses y con el paso del tiempo se mantiene encallada la investidura de un candidato a la presidencia del Gobierno Español. Si no hay sorpresas de última hora, no hay más anclaje, que la repetición de comicios generales. Creo que todo está dicho. Y en Canarias, los nacionalistas tendrán la oportunidad histórica   de unificarse y conseguir mejores resultados que sirvan para que el Estado Español cumpla con el Estatuto de Autonomía y el propio Régimen Económico y Fiscal (REF) de la única comunidad ultraperiférica española de la Unión Europea. Es una oportunidad histórica para Coalicción Canaria, Nueva Canaria y otros, alzar las siglas del Partido Nacionalista Canario (PNC) tantas veces reclamada, para tener voz propia identitaria en Madrid. Y, además, puede conseguir, con un buen número de diputados, ser decisivos para la constitución del Gobierno del Reino de España. Todo es posible y más para un archipiélago que se encuentra en el Océano Atlántico y alejado de los centros de decisiones.