PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Tras los pasos de Aznar

 

Francisco Pomares

 

Ocurrió durante la campaña electoral de 1993, creo recordar que a principios del mes de mayo de ese año. El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, José María Aznar, participó en un debate con tres periodistas en la sede de Antena 3 Tenerife. El debate debía durar dos horas, pero se cortó en el intermedio: Aznar se desfondó, estaba cansado y no parecía muy preparado en asuntos canarios, conocía muy poco de la estructura administrativa de las islas, de su complejidad política, y a una pregunta sobre el plan energético de Canarias, realizada por quien esto suscribe, cometió el error de responder pidiendo la instalación en Canarias de centrales nucleares, un verdadero disparate por muchos motivos (territorio volcánico, sistemas eléctricos insulares, coste de las instalaciones difícilmente amortizable...). La metedura de pata de Aznar fue emitida en directo, y tuvo cierto eco en las conversaciones de los días siguientes, y alguna respuesta política por parte del PSOE y de los partidos que acababan de sacar a Saavedra de la Presidencia del Gobierno para constituirse como Coalición Canaria. Pero sin existir entonces las redes sociales, la ocurrencia de Aznar, preocupado en aquellos tiempos por la moratoria nuclear, se agotó poco después sin que nadie le diera demasiada importancia. A fin de cuentas, no fue más que una cantamañada, pronunciada por un ferviente defensor de la posición de las eléctricas españolas en materia de energía nuclear, al que se le calentó el pico en medio de un debate de la tele y dijo algo que ni los suyos se esperaban.

 

A su hijo putativo, Pablo Casado, le sucedió el viernes algo muy parecido: no se le ocurrió otra cosa mejor que defender el valor de la posición estratégica de las islas, proponiendo la instalación en Canarias del mando de la OTAN para África, "que está actualmente en Stuttgart", según dijo el prócer. Lo cierto es que la OTAN carece de un mando para África. Lo que está en Stuttgart -en la sede del Comando Europeo de Estados Unidos-, es el Africom, un Mando Unificado del Departamento de Defensa estadounidense, responsable de los programas militares de Estados Unidos en África. El mando fue creado por el Pentágono a finales del 2007, siendo plenamente operativo en octubre del año siguiente. No es un organismo de la OTAN, ni mantiene vínculos operativos con la OTAN. La confusión de Casado, que ha contagiado a la mayor parte de nuestros políticos locales, lanzados a hacer declaraciones más bien papanatas sobre Canarias y la OTAN, es más propia de un aprendiz indocumentado que de alguien que aspira a presidir el país. Más aún cuando el Africom es ya un viejo conocido de España: en octubre de 2008 su responsable, el general William Ward, propuso que el recién creado Africom se trasladara a la base estadounidense de Rota. La idea no prosperó porque EEUU recortó en dos tercios el presupuesto de 400 millones con el que se creó el mando, en el que trabajan hoy más de un millar de personas, en su mayoría civiles.