PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Una nueva forma de disfrutar del deporte

El mundo de las apuestas ocio, espectáculo y problemáticas

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    El deporte es, en la actualidad, una de las actividades favoritas de los canarios, ya sea practicándolo o viéndolo, tanto en directo como por televisión. Sin embargo, hasta hace poco tiempo, disfrutar del deporte cuando se veía estaba solo relacionado con lo que podían hacer los protagonistas. Ahora, cada uno de los espectadores puede no solo disfrutar del espectáculo sino formar parte de él.

     

    Sí, hablamos de las apuestas deportivas online, una nueva forma de ocio que ha llegado para quedarse. Y aunque se supone que todo el mundo las conoce, desde nuestro punto de vista merece la pena dar unos consejos para entenderlas mejor.

     

    • ¿Cómo funcionan las casas de apuestas online?
    • ¿Es adictivo apostar?
    • Consejos a la hora de apostar
    • Qué hacer si se tiene un problema con el juego o se conoce de alguien que lo tiene

     

    ¿Cómo funcionan las casas de apuestas online?

     

    Las casas de apuestas online permiten a los usuarios apostar de forma sencilla desde cualquier ordenador, tablet o smartphone. Solamente hay que ir a la web, o descargar la app, registrarse y realizar un depósito a través de uno de los métodos de pago disponibles. Es muy sencillo y no requiere apenas conocimientos técnicos.

    Eso sí, hay que saber elegir bien entre las mejores casas de apuestas, ya que aunque todas son muy similares en su funcionamiento, las hay más adaptadas a un público experimentado y otras creadas para que cualquiera, ya sea novato o no, pueda disfrutarlas desde el primer momento.

     

    Una vez se ha registrado el usuario en la casa de apuestas, solamente tiene que elegir un evento deportivo y apostar por lo que él crea conveniente. En función de la cuota que tenga, se pagará más un acierto o no. Así, si la cuota es de 2.0, eso significa que la casa de apuestas pagará 2 euros por cada euro que apueste el usuario. Obviamente, cuanto más alta sea la cuota, más improbable será que esa apuesta sea ganadora.

     

    ¿Es adictivo apostar?

     

    No se puede negar que es adictivo apostar. Por eso hay que tener cuidado. Hay que hacer el esfuerzo para entender que apostar debe convertirse siempre en una opción para pasar un buen rato, sin más. Una forma de ocio. Y una forma de ocio que cuesta dinero.

     

    Es decir, que lo mejor es no tomar a las apuestas como una forma rápida de hacer dinero, porque no es así. Para hacer dinero existen otras opciones mucho más seguras y rentables que las apuestas deportivas.

     

    Así, si se apuesta hay que hacerlo siempre con moderación, poniéndose límites y dando por hecho que el dinero se puede perder. Por tanto, hay que usar dinero destinado al ocio, y una vez que se ha gastado, dejar de jugar. Sin más. Si se tiene en la cabeza que el dinero se puede perder sin problemas porque se está usando para pasarlo bien, es más fácil no caer en una adicción.

     

    Obviamente, una vez que se ha perdido, hay que saber que no es bueno intentar recuperarlo. Lo perdido, perdido está. Cuando se juegue otra vez, se intenta ganar, pero sin intentar recuperar rápido lo perdido, porque normalmente se acaba perdiendo más.

     

    Consejos a la hora de apostar

     

    Cada apostador tiene sus trucos, pero la gran mayoría siguen unos pasos importantes para conseguir que sus predicciones estén más cerca de la realidad. ¿Consejos para ello? Pues todos son muy obvios, pero no siempre son seguidos por la gran mayoría de apostadores, sobre todo los que suelen apostar de vez en cuando.

     

    El primero de ellos es que, para apostar, hay que tener cuanta más información mejor sobre el evento en cuestión. Apostar en deportes de los que se sabe poco es una muy buena manera de tirar el dinero. Puede ser divertido sí, pero es poco rentable.

     

    El segundo gran consejo que se puede dar es el de entender perfectamente las cuotas y quién las pone. En todos los casos los ponen las casas de apuestas en función de las posibilidades que ese resultado tiene de salir. Y hay que entender que cuanta más alta sea la cuota, menos opciones le darán a ese resultado. Por ejemplo, si la cuota es de 2.0, quiere decir que ese resultado tiene, aproximadamente, un 50% de opciones de salir. Sabiendo esto, se pueden calcular mucho mejor los riesgos.

     

    El tercer gran consejo es que, si se puede evitar, no se hagan apuestas combinadas. Estas son muy atractivas, pero aun cuando las cuotas se multiplican, también se multiplican los riesgos de fallar alguna de ellas y, fallando alguna de ellas, se pierde la apuesta entera. Por tanto, lo mejor es no hacerlas.

     

    Qué hacer si se tiene un problema con el juego o se conoce de alguien que lo tiene

     

    Si se tiene un problema con el juego, o se cree que se tiene, lo primero que hay que hacer es ir a la página web de la Dirección General del Juego (DGOJ), donde se pueden leer consejos para lidiar con este problema. En el caso de que lo sea alguien cercano, lo primero es hablar con él y hacerle entender la situación.

     

    Hay que saber que las casas de apuestas ponen a disposición de los usuarios la opción de autoexcluirse de cada una de ellas y la DGOJ permite también realizar una autoexclusión total de todos los tipos de salas de juegos, ya sean presenciales u online.

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario