Sobre el pleito podemita en el Cabildo

 

b_605_605_16777215_00_images_stories_2017_10_1podemos.jpg

 

Editorial

 

Tal y como está Cataluña, quizás no sea el mejor momento para hablar de legalidad y políticos, pero no debe pasar desapercibido el comunicado del pasado 30 de septiembre del 'Movimiento Animalista Fuerteventura' para defender a la nueva consejera del Cabildo de Fuerteventura, Silva Peixoto, tras las medidas tomadas por desde partido de procedencia (Podemos, Briansó) para intentar expulsarla.

 

Recordemos. Tras la renuncia al acta de la consejera de Podemos Odaya Quintana, y ante la inminente toma de posesión de su sustituta, Silvia Peixoto (número 4 en la lista), el portavoz de Podemos en el Cabildo de Fuerteventura, Andrés Briansó, explicó que los órganos directivos de la formación en Canarias habían decidido suspenderla de militancia por cuestiones como: "graves publicaciones en redes sociales",  "su desafección del territorio y de los círculos de la isla" y porque "no vive hace un tiempo" en Fuerteventura.

 

Silvia Peixoto no se amilanó. Tomó posesión en el Pleno y hasta saludó a sus supuestos compañeros de Podemos. En la misma sesión plenaria también recibió el apoyo del mencionado Movimiento Animalista, que luego,  en el comunicado del 30 de septiembre, anunciaba además su “desvinculación de Podemos” a partir de ahora.

 

Psssh. Lo normal en política. Nada nuevo. Peleas dentro del partido por el reparto de puestos.

 

Pero lo que sí es novedoso, y que trasciende gracias a la bronca podemita es que:

 

1. Nos enteramos, porque así lo dice Silvia Peixoto, que su hasta ahora compañera Natividad Arnáiz, diputada por Fuerteventura en el Parlamento de Canarias, ha cambiado su residencia y está empadronada en Tenerife desde hace tiempo. ¿Lo sabían Briansó y Cia. Cuando justificaron las sanciones a Peixoto porque “no vive desde hace tiempo” en Fuerteventura. ¿Han actuado o piensan actuar igual con Arnáiz que con Peixoto? ¿Por qué no? ¿Por la forma en que Peixoto se expresa en las redes sociales?

  

2. Es cierto que gracias a Briansó supimos que Silvia Peixoto ya no vivía desde hace tiempo en Fuerteventura. Pero es que el posterior comunicado del 'Movimiento Animalista' en defensa de Peixoto nos añade algo más al respecto: “la nueva consejera, está residiendo fuera de la isla, pero sigue estando empadronada en ella”. ¿Ah sí? ¿De verdad? ¡Qué bonito! ¿Está trabajando y residiendo Silvia Pexito, política de Podemos y consejera del Cabildo de Fuerteventura fuera de la isla? ¿Y nos dice que sin embargo mantiene su empadronamiento en un municipio majorero? ¿No les parece lindo?

 

Llegado este punto convendría recordar lo que dice el Ministerio de la Presidencia en la 'Resolución de 16 de marzo de 2015' de instrucciones técnicas a los Ayuntamientos sobre gestión del padrón municipal. Más concretamente, en su punto 2 de Consideraciones generales: “Toda persona que viva en España está obligada a inscribirse en el Padrón del municipio en el que resida habitualmente”.

 

Y no. No vamos a hablar aquí de lo que implica falsear el Padrón Municipal. O engañar a las instituciones con una supuesta residencia que no es la real. Sobre todo si uno es un político que viene a dar ejemplo.

 

No. Nada de eso. Sólo preguntamos si la consejera de Podemos-Animalista del Cabildo de Fuerteventura está recurriendo a los beneficios de la subvención para desplazamientos interinsulares y con la Península destinada a residentes canarios cuando, al parecer, está residiendo en la Península. Sólo eso…

 

Bueno, y también vamos a preguntar: ¿qué van a hacer nuestros próceres políticos para aclarar el entuerto del supuesto empadronamiento fraudulento de Peixoto y las posibles subvenciones de viajes a que haya tenido acceso por ello? Si las hubo.

 

De nada.

Copyright 2018 Noticias Fuerteventura. Todos los derechos reservados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.