La tradición del ganado de costa y las apañadas no corren peligro en la isla

Compartir

1apanadas.jpg

El cabildo gestionará el ganado de costa que se salga del Mancomún

 

Redacción NoticiasFuerteventura

 

El anuncio del presidente del Cabildo, Marcial Morales,  de controlar al ganado suelto que no esté en las zonas del mancomún, “no implica de ninguna forma la desaparición del ganado de costa, más bien se trata de regularlo”, afirma.  “La idea es que todo aquel ganado que está produciendo un efecto devastador en la flora de la isla esté regulado.”

 

Hay que recordar que el mancomún en Fuerteventura son zonas delimitadas propiedad de los Ayuntamientos donde este ganado tiene el derecho de pasto, es decir que puede campar libremente y para ello se creó. “La idea del Cabildo de Fuerteventura es colaborar con los ayuntamientos para que el ganado de costa esté perfectamente ubicado en las zonas del mancomún y que son terrenos propiedad de los ayuntamientos.” afirma el presidente del Cabildo.

 

“La polémica surgida con el anuncio es producto de una interpretación que no es cierta, porque si bien hay mucho ganado que está causando estragos y esto hay que solucionarlo, la medida no implica que desaparezca el ganado de costa”, nos comenta un conocido ganadero, “aunque es verdad que tradicionalmente ha habido mucha picaresca y hay mucho ganado fuera de estos límites. Los ayuntamientos han hecho la vista gorda con este asunto y es un buen momento para pararlo”, concluye.

 

Los ganaderos que incumplan verán como su ganado es trasladado a Pozo Negro, donde cuando vayan a recogerlo se les impondrá una sanción. “La reincidencia será castigada, pero la idea es concienciar del uso del mancomún, que es la verdadera tradición. Las apañadas y las marcas del ganado suelto no se perderán en Fuerteventura”, afirma Morales.

 

El Cabildo de Fuerteventura colabora desde hace meses con los Ayuntamientos de la Isla para poner fin a los daños que ocasiona el ganado suelto e incontrolado en algunas zonas del territorio insular. De esta manera, la Corporación insular inicia este mes de septiembre una campaña informativa para que aquellos ciudadanos que tienen ganado suelto lo recojan de inmediato. Para el presidente del Cabildo, Marcial Morales, "el problema del ganado suelto es una realidad en diferentes zonas de la Isla. Está produciendo muchísimo daño en los cultivos y por ello es necesario controlarlo".

 

"Tras esta campaña informativa, una empresa contratada por el Cabildo se encargará de recoger ejemplares de ganado suelto, en coordinación con las policías locales de cada municipio, y trasladarlos a la Granja Experimental de Pozo Negro, recinto que cumple todos los requisitos legales", detalla el consejero insultar de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan Estárico.

 

Marcas tradicionales

 

Los majos o antiguos habitantes de Fuerteventura acostumbraban recoger y marcar periódicamente a las cabras que pastaban libremente por la isla. Ya Abreu Galindo se refería a ello diciendo que “El ganado de esta isla es el más sabroso de todas las islas; el cual anda suelto por toda la isla; y cuando querían tomar algún ganado se juntaban y hacían apañadas…”
 
 
Cinco siglos después, la tradición aún  se mantiene. Ni las razzias esclavistas de Juan de Bethencourt y su sobrino Maciot, ni la aculturación castellana,  ni la fuerte influencia de los moriscos que suponían la mayoría de la población en el siglo XVI hicieron  desparecer esta práctica ganadera que se ha mantenido viva durante siglos.
 
 
Las marcas de ganado tienen la función de identificar la propiedad de cada animal y se hace en forma de corte, en estos casos siempre en las orejas y el hocico. Las señales fueron la singularización de la propiedad de cada hato, pero también un factor fundamental para la cohesión de la explotación, distribución de pastos, dulas de abastecimiento, regulación del mercado o coordinación de la gestión concejil sobre la actividad.
 
 

Los apañadores de Tuineje recibieron su tradicional homenaje en Tesejerague

  

Tesejerague se convirtió el pasado fin de semana en escenario del tradicional homenaje que organizan los apañadores del municipio de Tuineje y en el que premian la labor de los participantes en esta costumbre tan arraigada en Fuerteventura.

 

Martín Cano, comisionado de la costa de Tuineje, Florencio Pérez y Miguel Cano fueron los galardonados en estos particulares premios, que valoran el esfuerzo que hacen cada uno de ellos en la organización de la apañada y marca del ganado, la matanza y posterior asadero y, como no, todo lo relacionado con el abastecimiento de bebidas a los participantes.

 

Tuineje realiza cada año alrededor de 15 apañadas en las cinco gambuesas existentes en el Municipio. El concejal de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ayuntamiento de Tuineje, Gregorio Soto, manifestó que “este es el mejor reconocimiento que podrían recibir, por el esfuerzo que hacen para mantener viva la tradición y que ésta se transmita de generación en generación”. 

b_605_605_16777215_00_images_stories_2017_09_1cabras.jpg 

El comisionado de la costa de Tuineje, Martín Cano, explicó que estos premios surgieron hace unos diez años, “pensando en las mujeres de los apañadores y en las que participan en las apañadas, para que puedan disfrutar con nosotros de un día de fiesta en el que ellas también son protagonistas”.

 
 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

Copyright 2017 Noticias Fuerteventura. Todos los derechos reservados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.