PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Se buscará el pasado romano en Corralejo

Las excavaciones arqueológicas de explotación de Púrpura se ampliarán a la conocida localidad del norte de la isla

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    Según publica en su edición de hoy el diario Canarias 7, la búsqueda de las huellas romanas iniciadas en la zona de la Playa de La Concha en el islote de Lobos, se extenderán a las Salinas de Lobos, a los fondos marinos del islote y El Río y a la franja sub acuática situada entre la playa del Pocito-Los Caserones, en Corralejo.

     

    El Cabildo, pide a Costas permiso para continuar durante tres años con la campaña arqueológica en busca de más yacimientos romanos, después de que se descubriera un taller de púrpura romano de los siglos I antes y I después de Cristo en la Playa de la Concha de la Isla de Lobos.

     

    El yacimiento, ubicado en la playa de la Calera, también conocida como playa de la Concha, al suroeste de este Parque Natural Protegido, fue descubierto a principios de 2012 y ha permitido constatar las primeras hipótesis que apuntaban a la existencia de un asentamiento de origen romano de una considerable magnitud y cuya ocupación fue al menos estacional, que estuvo dedicado a la obtención de la púrpura a partir del procesamiento de moluscos marinos, de los que hasta el momento se han contabilizado más de 70.000 ejemplares.

     

    El descubrimiento de un segundo yacimiento también está asociado a la industria de la púrpura y confirma la presencia estacional del Imperio Romano en Canarias.

     

    La catedrática de Prehistoria de la Universidad de La Laguna, Carmen del Arco, manifestó en 2017 que en la cuarta campaña de excavación arqueológica en Lobos "hemos abierto un espacio que se configura en un espacio de especialización de trabajo con la púrpura, junto a un espacio doméstico con abundantes restos alimenticios que se consumían, fundamentalmente ganado caprino, y material cerámico romano. No se descarta que también haya habido explotaciones de pescado, junto a la de púrpura".

      

    Del Arco aseguró que "extraían la púrpura, la procesaban en calderos de plomo pero aún desconocemos el proceso de salida y cómo salía al exterior". "La gente que trabajó aquí fueron operarios especializados. La vajilla localizada es de tipo gaditana. Es decir, los barcos, en el ir y venir, recalaban en Cádiz y se surtían de este material", dijo la experta.

     

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario