Volar 10.000 kilómetros para morir por un pesticida en Fuerteventura

b_605_605_16777215_00_images_stories_2018_08_halcondeeleonora.jpg

Hallados dos ejemplares adultos de Halcón de Eleonora muertos en Fuerteventura

 

Redacción NoticiasFuerteventura/EleonorasFalcón.org

 

Según informa el proyecto de investigación sobre la ecología de los halcones de Eleonora (Falco eleonorae) de las Islas Canarias el pasado día dos de agosto se encontró en Fuerteventura un ejemplar adulto de Halcón de Eleonor en la isla de Fuerteventura. El individuo se encontraba muy débil y fue ingresado en un centro de recuperación, donde le proporcionaron atención veterinaria. Las anillas que portaba el individuo nos permitieron identificar al ejemplar, un macho adulto reproductor, que fue anillado ya como adulto por nuestro equipo en el año 2009. Lamentablemente, dicho ejemplar falleció a los pocos días de su ingreso.

 

Al parecer, poco después, el día 4 de agosto fue localizado un nuevo ejemplar de Halcón de Eleonor en Fuerteventura. En esta ocasión, el individuo fue hallado muerto. Aunque el ejemplar no estaba anillado, las características morfológicas permitieron determinar que, nuevamente, se trataba de un macho adulto.

 

Siempre según información del proyecto por la protección del Halcón Eleonora, tras la necropsia practicada, se han enviado muestras de ambos ejemplares al Servicio de Toxicología Clínica y Analítica (SERTOX), de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria para su análisis y tratar de determinar la causa de la muerte.

 

“Esta noticia resulta triste y alarmante, ya que el hallazgo de dos individuos puede sugerir la presencia de más ejemplares afectados. Estos Halcones de Eleonor han fallecido en Canarias, donde acuden cada año a nidificar después de realizar una migración de más de 10.000 km desde sus cuarteles de invernada en Madagascar. Al menos en el caso del ejemplar anillado, sabemos que dicho individuo se encontraba criando en Alegranza, por lo que dicha puesta se ha perdido irremediablemente”, afirma el artículo de los integrantes del proyecto.

 

Los datos de los ejemplares equipados con GPS-dataloggers muestran que los ejemplares adultos visitan con frecuencia la isla de Fuerteventura cuando la comida (pequeñas aves migratorias) escasea. Los halcones frecuentan zonas ajardinadas en busca de insectos.

 

En 2013 se registró un caso de exposición directa a pesticidas en la vecina isla de Fuerteventura. Durante el mes de julio ese año se encontraron dos ejemplares de Halcón de Eleonor con aparentes síntomas de intoxicación en la región de Morro Jable Uno de los ejemplares pudo ser rescatado con vida y enviado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira, Las Palmas, y posteriormente devuelto al medio tras su recuperación, mientras que el otro no logró sobrevivir. En 2014 se detectó un nuevo caso de intoxicación por pesticidas en un ejemplar joven de Halcón de Eleonor nuevamente en la isla de Fuerteventura, en la península de Jandía.

 

Envenenados

 

En esta ocasión, y según sigue informando los auotres del texto de protección del Halcón de Eleonora, se trataba de un individuo anillado, por lo que se pudo comprobar rápidamente su identidad, sexo y procedencia. El ave, una hembra de morfo claro, había sido anillada como adulto reproductor en el islote de Alegranza en 2011. El ave fue rápidamente trasladada al Centro de Recuperación de Tafira, pero no respondió al tratamiento y murió pocas horas después. Según el informe toxicológico emitido en 2013 por SERTOX, los dos halcones habían ingerido gran cantidad de escarabajos en las inmediaciones de los jardines de un hotel donde pocos días antes se había realizado un tratamiento de fumigación con “Imidacloprid”. El imidacloprid es un insecticida neuroactivo perteneciente a la familia de los denominados neonicotinoides. Este insecticida fabricado por Bayer Cropscience es vendido bajo diversas marcas comerciales como: Admire, Advantage, Confidor, Escocet, Gaucho, Hachikusan, Kohinor, Kopy, Merit, Nuprid, Impacto, Picus, Premise, Prothor, Seedoprid, Winner, entre otras. Está catalogado como “moderadamente tóxico” por la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, su uso está prohibido en Francia desde 1999 y en Alemania desde 2008, debido al efecto negativo de este insecticida sobre las poblaciones de abejas. Un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista Science(Whitehorn et al. 2012) alertó sobre el efecto nocivo del uso de los neonicotinoides sobre el tamaño de las colonias y producción de abejas reina. Este hecho determinó que la UE aprobara la prohibición durante un periodo de dos años del uso de los tres neonicotinoides más usados: clotianidina, tiametoxam e imidacloprid.

 

Pese al supuesto efecto inocuo de estos insecticidas sobre la salud humana, lo cierto es que su ingestión accidental puede ocasionar la muerte de especies de vertebrados, como el caso del Halcón de Eleonor. El envenenamiento secundario es uno de los mayores azotes que amenaza la persistencia de especies, algunas de ellas endémicas del archipiélago canario, como el guirre (Neophron percnopterus majorensis) o el cuervo (Corvus corax canariensis), y catalogadas como en peligro de extinción, así como al conjunto de aves insectívoras y necrófagas que habitan en nuestras islas.

Escribir un comentario

Copyright 2018 Noticias Fuerteventura. Todos los derechos reservados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.