PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

La solución del turismo en Canarias puede ser una “burbuja de viaje” con Alemania

Las burbujas de viaje, el último concepto turístico para salvar este verano y la temporada de invierno en Canarias

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

     

    El último concepto en boga en el mundo del marketing turístico post-COVID19 es lo que se ha venido a denominar “burbuja de viaje”.

     

    Gobiernos, hoteles, aerolíneas y turoperadores miran al almanaque para saber cuándo se podrá recuperar, al menos, una parte de la actividad turística afectada por el coronavirus.

     

    Entre las ideas para revitalizar el sector se plantea la creación de corredores seguros entre destinos, que se presentan como burbujas turísticas.

     

    ¿En que consiste?

     

    A grandes rasgos se trata de que los países o regiones con baja o nula presencia del coronavirus puedan mantener un intercambio de personas y vehículos, donde unos puedan emitir turistas y otros retomar la función receptiva. La clave es que sean países o regiones que tengan nula o muy baja actividad del COVID19.

     

    Primer ejemplo

     

    El primer ejemplo claro en cuanto a este concepto lo tenemos en lo que se plantea entre Australia y Nueva Zelanda, que están conversando sobre crear una zona de libre circulación llamada ‘burbuja Trans-Tasmania’, en referencia al nombre del mar que divide a ambas naciones.

     

    Esta idea no se puede dar entre dos países cualquiera: se necesita “que haya mucha complicidad” cultural, económica e histórica entre ellos, precisa Jordi Ficapal, director de Innovación de la Facultad de Turismo Sant Ignasi, de la Universitat Ramon Llull

     

    Ideas en Europa central

     

    En la República Checa, el ministro de Asuntos Exteriores Tomas Petricek dijo que realizarán campañas para atraer a turistas de las vecinas Eslovaquia y Austria para que viajen en julio, y de otros países cercanos para agosto, informa The Telegraph.

     

    Alemania y Canarias

     

    Las islas Canarias tienen unos datos muy parecidos a Alemania en cuanto a la incidencia por COVID 19, además de unos vínculos culturales muy estrechos relacionados con años de turismo en las islas, donde en algunas son el principal cliente. La posibilidad de una “burbuja turística” de alemanes en Canarias podría ser bastante factible.

     

    Para el archipiélago podría ser una forma de salvar, o por lo menos “rascar” algo este verano y la posibilidad de coger empuje en la temporada de invierno.

     

    Aunque, si bien estamos a la merced de que las compañías aéreas comenzaran a funcionar, y de que sobre todo no hubiera turistas de otros países en el archipiélago, si es cierto que los vínculos y las rutas con Alemania podrían dar una salida a las ganas de descansar de muchos teutones y sobre todo vendría a salvar la economía del archipiélago.

     

    El número de afectados en estas dos zonas es muy similar, e incluso en algunas islas como Fuerteventura estamos muchísimo mejor que en Alemania en relación a la COVID 19.

     

    Este tipo de actuaciones requieren de valentía, de coraje político, y de sentido de la oportunidad. Un concepto que quizás cree la diferencia entre una ruina económica o la posibilidad de relanzar Canarias como destino Free Coronavirus.