PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Calima para rato

Fuerteventura vuelve a tener un fuerte episodio de tierra en suspensión que podría acompañarnos varios días

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    Un fuerte episodio de calima llegaba este mediodía a la isla majorera. La virulencia este viernes es mayor de lo esperado, y muchos modelos apuntan a que irá a más.

     

    El viento del sur-este seguirá subiendo durante todo el fin de semana, y además seguirá acompañándonos toda la semana que viene, con lo que la situación no tiene visos de mejorar, según los modelos meteorológicos, hasta el viernes de la próxima semana.

     

    El lunes la tormenta de tierra se unirá a la borrasca atlántica que nos ronda al oeste y nos visitarán las lluvias que podrían limpiar parte del aire, pero da la impresión que a partir del martes seguiremos con estas condiciones.

     

     

    De momento, seguirán activos este sábado y domingo los avisos amarillos por polvo en suspensión y viento en el Archipiélago.

     

    El nivel amarillo por calima se extenderá a todas las islas tanto el sábado como el domingo, mientras que La Palma es la única isla que quedará al margen del aviso, en ambas jornadas, por fuertes rachas de viento, que podrán alcanzar los 70 kilómetros por hora.

     

    Sanidad recomienda a las personas más sensibles tomar precauciones ante la presencia de calima

     

    La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, ante la presencia de calima en suspensión en la atmósfera, recomienda a la población tomar precauciones como evitar la exposición prolongada al aire exterior, mantener las ventanas cerradas y no realizar esfuerzos físicos al aire libre.

     

    El polvo en suspensión contribuye a resecar las vías respiratorias y, en muchas ocasiones, se puede provocar un agravamiento de afecciones o síntomas relacionados con enfermedades respiratorias, tales como el asma, personas con enfermedad obstructiva crónica (EPOC) que hacen que aumenten las visitas a los servicios de urgencias y los ingresos hospitalarios en algunos casos.

     

    La exposición a este contaminante puede producir molestias torácicas, tos, palpitaciones, fatiga o incremento a la susceptibilidad a infecciones respiratorias, al menos durante los cinco días posteriores al inicio del episodio.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario