Logo

El pasajero con coronavirus enseña las costuras del sistema

Si las islas quieren recuperar el pulso al turismo deben plantear una forma de volar con más seguridad

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

     

    Fuentes cercanas a la investigación señalan que el pasajero había asistido en Ciudad Real a un entierro de un familiar donde había algún contagiado. Y pese a haberse hecho las pruebas por un posible contagio y no tener aún los resultados, había emprendido el viaje.

     

    Desde el sector turístico, se vuelve a poner en solfa la falta de controles a la salida de los aeropuertos.

     

    En el pasaje, según señalan fuentes cercanas, podrían ir cerca de 135 pasajeros, más la tripulación.

     

    El Gobierno de Canarias va a exigir una investigación sobre la conducta de este pasajero, que obligará a someter a cuarentena de 14 días no solo a él, sino también a los viajeros que ocupaban los asientos colindantes, porque los vuelos desde la Península a las islas están aún limitados a causas tasadas y exigen la firma de una declaración responsable sobre la situación sanitaria del interesado.

     

    Mientras sigan vigentes las fases de la desescalada (Lanzarote está en fase 2 y Madrid y Castilla y León, en 1), solo se puede volar a Canarias por trabajo, por retorno a la residencia habitual, por necesidad de cuidado de familiares o por fuerza mayor.

     

    El Gobierno canario revisará si este pasajero, al que se le volverá a repetir las pruebas en siete días, cumplía alguna de esas circunstancias y si firmó una declaración irregular, ya que considera irresponsable que embarcara estando pendiente de que le dieran los resultados de un análisis de posible contagio.

     

    Del pasajero se sabe que es un ciudadano residente en Ciudad Real (Castilla-La Mancha), aunque no es su Comunidad, sino la de Castilla y León, que es la que tenía los resultados de sus análisis y la que ha avisado a los departamentos de Salud Pública de Madrid y Canarias. Nada más aterrizar el avión en Lanzarote, se han tomado en el aeropuerto las medidas oportunas para aislar el caso.

     

    Los aviones disponen de filtros que renuevan constantemente el aire de la cabina y eliminan la mayor parte de los gérmenes. En estos casos, han precisado las fuentes, solo se considera necesario someter a aislamiento a los pasajeros de los asientos más cercanos al viajero positivo, porque solo existe riesgo de contagio tras un tiempo de exposición, no tras una cercanía puntual.

    NoticiasFuerteventura.com