PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Fuerteventura pasa a la fase dos, los majoreros vuelven a su mar

A partir del lunes nuestro spá natural, nuestro sol y nuestro mar volverá a llenar nuestras vidas

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    La entrada en la fase 2 del archipiélago deja muchas variables en la escalada, pero hay una parte de la libertad individual de todos los residentes en la isla que encontrarán un nuevo sentido al día a día.

     

    Lo que no hace mucho se conocía como "tomar baños de sol" es una costumbre potencialmente beneficiosa tanto para el cuerpo como para la mente. Pocos sitios reúnen tantas cualidades como una playa: agua, sol, aire, sales, arena, iodo, algas…

     

    Se trata, en efecto, de una especie de spa natural al que habría que añadir además un horizonte despejado, espacio para practicar ejercicio al aire libre, un ambiente relajado y, según las circunstancias, una tranquilidad que induce a la desconexión y las actitudes contemplativas.

     

    El mar es fuente de salud, de belleza, de reposo, de vitalidad. Sus efectos, que empiezan a notarse a partir de más o menos el tercer día de playa, pueden conservarse entre seis y 12 meses.

     

    Todos estos placeres y beneficios los teníamos en nuestras vidas hasta hace tres meses a tiempo completo. Este tiempo de pandemia ha hecho reflexionar a muchos sobre la amabilidad del territorio donde vivimos. Nos cuesta entender lo fácil que es perderlo y lo difícil que se hace aguantarlo.

      

    En este sentido el desconocimiento de nuestra realidad insular hizo que las políticas centralistas no tuvieran consideración con el importante efecto psicológico que produce perder semejante oasis de vitalidad. Fuerteventura se convirtió de esta manera en una cárcel aún más injusta. Casi sin enfermedad no se procuró ordenar, solamente prohibir.

     

    Lo importante en todo caso es que volvemos a un lugar que es muy nuestro, de donde no deberíamos haber salido durante tanto tiempo.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario