PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

La cultura aborigen de los Mahos ocupó la cueva del Junquillo en Betancuria

La Consejería de Patrimonio Histórico del Cabildo ejecutó los trabajos arqueológicos para esclarecer la importancia de este yacimiento

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    El Cabildo de Fuerteventura, a través del área de Patrimonio Histórico, que dirige Rayco León, ha finalizado los trabajos arqueológicos iniciados a principios de este mes de noviembre en una cueva ubicada en la playa del Junquillo, en el municipio de Betancuria. Los sondeos se han realizado con el fin de esclarecer la importancia cultural de la cueva y determinar a qué etapa pertenecen los materiales encontrados. Atendiendo a los primeros resultados, “los trabajos arqueológicos parecen constatar finalmente la presencia de materiales de época pre europea”.

     

    Los trabajos arqueológicos fueron adjudicados a la empresa Arenisca. Arqueología y Patrimonio, hallándose restos de cerámica con decoración característica de la cultura aborigen, así como cuentas placas elaboradas con conchas, también propias de los mahos.

     

    Según Tarek Suleiman, de la empresa Arenisca, “una vez obtenidos estos primeros descubrimientos, se procederá a esperar las dataciones de Carbono 14 y al análisis de los materiales arqueológicos obtenidos, en lo que en un principio parece ser un espacio utilizado para el procesado de alimentos”.

     

     

    “Sin embargo, los restos de cerámica encontrados no son los habituales en este tipo de yacimientos, apreciándose una cerámica de menores dimensiones, por lo que no se descarta su posible uso no sólo para el procesado de alimentos, sino también como hábitat”, afirman los expertos.

     

    El yacimiento de la cueva de la playa del Junquillo fue descubierto en 2019 como consecuencia de una intervención ilegal alertada por un ciudadano. En ese momento se descubrieron restos malacológicos (consumo de marisco), cenizas de hoguera y restos de cerámica. Los trabajos han podido dirimir a qué etapa pertenece la ocupación de la cueva.

     

    Como consecuencia del expolio, el suelo de la cueva se ha visto afectado por excavaciones ilegales, con dos catas de una profundidad aproximada de 60 centímetros y más de un metro cuadrado, apreciándose la presencia de los materiales mencionados.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario