PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

A mi querido Rafael Perdomo, por Alejandro Jorge Moreno

 

 

Alejandro Jorge Moreno.

 

Apenas contaba con 16 años cuando, en una cálida noche sureña, me dirigí a ti en la plaza de nuestro amado pueblo de Morro Jable, para comentarte que quería formar parte del Partido Socialista. Por aquel entonces, muchas personas me decían “cómo vas apoyar a ese, si viene de Asamblea Majorera y no es de cuna del PSOE”. No me importaba antes y tampoco me importa ahora, formar parte de un partido y cambiarse a otro  es un ejercicio libre y democrático, jamás criticaré la procedencia política de nadie. En esto coincidirás conmigo, porque le ocurre el mismo caso a una compañera tuya muy cercana.

 

Recuerdo que años más tarde, en las elecciones locales de 1999, Coalición Canaria obtuvo nuevamente la mayoría absoluta y nos tocó continuar en la oposición. No se me borra del pensamiento, la de tardes y noches que pasamos yendo por todos los pueblos de Pájara, en tu pequeño coche rojo, ya incluso descolorido por el Sol. En el asiento de copiloto siempre tuviste a una persona leal, responsable y firme en el apoyo que necesitabas, Alejandro Jorge.

 

He de reconocer que aprendí mucho de ti aquellos años y de otras  muchas personas, como el eterno Bernardo Pérez, y siempre tuve claro que de los principios y los valores no debemos olvidarnos. Pegamos tus carteles Rafael, fueron años difíciles para todos y todas no solo para ti. No era sencillo pegar un cartel tuyo o entregar un programa electoral del PSOE. Hay que ser agradecidos.

 

Me hubiera gustado no tener que salir a la palestra, y tener que  contestar a algunas de las cuestiones que has comentado en un medio de comunicación de la Isla dirigidas a mi persona. Y principalmente, porque tengo un enorme respeto a todos los partidos políticos y no me inmiscuyo en asuntos internos de los que no participo. Pero para evitarte una preocupación innecesaria, paso a explicarte:

 

Mi querido Rafael, en absoluto mi gestión para evitar la moción de censura en el Cabildo, tiene que ver con ningún ofrecimiento de Blas Acosta para encabezar la candidatura de Pájara. Lo hice por esos principios y valores que aprendí, y no son otros que cumplir con la palabra dada. Alejandro Jorge no iba a convertirse en un traidor facilitando una moción de censura contra el que era presidente del Cabildo. No hubo necesidad por parte de Blas Acosta de ofrecerme absolutamente nada. De hecho me he mantenido en la oposición con dignidad y apoyando al gobierno cuando creo que acierta, y ofreciendo alternativas cuando se equivoca.

 

Tengo que agradecerte profundamente, mi querido Rafael, que hayas tenido la valentía de decir públicamente, que si yo me hubiese mantenido en el PSOE, hace ya prácticamente ocho años que hubiese sido candidato a la alcaldía de Pájara. Escuchar esto de alguien como tú me llena de mucho orgullo, porque si hace ocho años me veías preparado para afrontar la alcaldía de Pájara, te aseguro que ahora, con humildad y responsabilidad, lo estoy más todavía. Que lo hayas dicho, es la promoción política más grande que me han hecho en muchos años, viniendo de ti esas palabras valen su peso en oro. Ya da igual lo que digas ahora, que si sería o no una cacicada, lo importante Rafael es que años atrás ya me veías capaz de afrontar ese reto, y de esta manera dejas claro que si cambias de opinión es por las formas y no por el hecho en cuestión.

 

Mi querido Rafael, te he escuchado decir que te parecería bien mi vuelta al Partido Socialista, muchas gracias de verdad. Debes saber que soy muy respetuoso con tus opiniones, y que más allá de los deseos, nunca he llegado a un sitio a imponer nada, sino a trabajar y a someterme a los reglamentos internos de la organización política en cuestión, a respetar las votaciones cuando me sonríen y cuando no. Y en el respeto entra Nueva Canarias, la organización en la cual milito y a la que no se me ocurriría ir a un medio a mancillar.

 

Otra cuestión que argumentaste es que mi trayectoria en Nueva Canarias no ha sido de éxito, permíteme que te corrija. En 2011 el objetivo de Nueva Canarias en Pájara era obtener representación, se consiguió. En 2015 como candidato a la presidencia del Cabildo, nuestra meta era obtenerla en la Institución Insular, y también se consiguió. Y en 2019, Nueva Canarias trabajó para alcanzar los tres consejeros al Cabildo. Los resultados electorales y de representación insular, mi querido Rafael, han sido alcanzados por Nueva Canarias satisfactoriamente, más allá de la relación con nuestros socios de coalición, la representación institucional ha sido cumplida, tal y como me pidió el partido en su momento.

 

Hablas también de mi trayectoria política. Gracias a ella he adquirido mucha experiencia y cuando me toca reconocer los errores lo hago, asumo mi responsabilidad y rectifico. Cuando acierto tengo en cuenta que es gracias a un equipo y no a mí solo. He aprendido en el transcurso de mi actividad política, que el acta de cargo público que se obtiene no es solo de la persona que la ostenta, sino de los compañeros y compañeras que se vuelcan campaña electoral tras campaña electoral. Por eso, allá por 2007 el PSOE siguió manteniendo los seis consejeros y consejeras que obtuvo al Cabildo, porque Alejandro Jorge entregó su acta, y se cuidó de seguir manteniendo excelentes relaciones con infinidad de militantes socialistas. Para tu tranquilidad, nunca iría a un partido impuesto por nadie, sino elegido democráticamente por la militancia, a la que siempre hay que respetar. Nunca me presentaría a unas elecciones por exigencias o caprichos de una persona y con la oposición de la mayoría legítima de sus afiliados y afiliadas.

 

He aprendido a ser agradecido, a evitar los reproches y ser feliz. Por eso, aunque me nombres, ya sea para bien o para mal, mi sonrisa dirigida a ti será la de siempre.

 

Quiero que sepas que no vas a encontrar en mí a alguien que saldrá a confrontarte, Fuerteventura y Pájara tienen muchas más cuestiones en las que preocuparse que de nosotros dos. Solo quise hacer este artículo de opinión para responderte educadamente y aquí se termina el asunto.

 

Y por último debes saber, que aunque me hayas llamado personaje o lo que próximamente quieras llamarme, de mi boca no saldrá ninguna falta de respeto ni desconsideración a tu persona. Porque si yo sigo siendo la misma persona, me niego a pensar que tú no sigas siendo aquella persona agradecida, respetuosa y de buenos modales. En resumidas cuentas ¡mi querido Rafael!

Comentarios (4)  



Comentarios  
# Juan Jesus 21-04-2022 21:57
Ya esta Alejando Jorge preparandose para el proximo echadero.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Karlos 22-04-2022 21:59
Ya nos ha explicado el señor Jorge la emocion con la que se afilio al PSOE.
¿Sintio la misma emocion cuando se afilio al PP?
Responder | Responder con una citación | Citar
# Carmen 25-04-2022 22:11
Alejandro Jorge: de chaqueta en chaqueta y cambio porque me toca.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Anonimo 26-05-2022 18:21
Único político serio que había en el cabildo,no se vendió como otros,se fue antes de gobernar con políticos que no hacen nada por la isla
Responder | Responder con una citación | Citar
Escribir un comentario