PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Aumenta la solicitud de minicréditos en Canarias

Los minicréditos estas haciendo posible que muchas familias y personas puedan encontrar una fórmula fácil de obtener liquidez sin ningún tipo de complicación

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    La complicada situación actual ha llevado a muchas familias a buscar opciones de financiación alternativas a la banca tradicional. La solicitud de un minicrédito es una posibilidad más, ya que las empresas que se dedican a este tipo de finanzas son muy populares y ofrecen muchas más facilidades que las entidades bancarias. Los minicréditos son una manera rápida de obtener liquidez y que tienen muchísimas ventajas, ya que el dinero se transfiere a tu cuenta bancaria unos minutos desde que la solicitud es aprobada. Además, no hay mediación de llamadas telefónicas ni papeleos absurdos, todo se realiza de manera telemática para una mayor comodidad.

     

    El éxito de esta forma de financiación

     

    Los minicréditos son pequeños préstamos que se devuelven en un plazo breve de tiempo, no superior a 30 días, y que alcanzan un importe menor a los 1000 euros.

     

    En las Islas Canarias se disparó la solicitud de minicréditos con la llegada de la crisis promovida por el coronavirus. Muchas personas y familias han quedado fuera del tradicional modelo de financiación de la banca. Quienes se encuentran con el inconveniente de estar registrados en un fichero de morosidad no van a conseguir un préstamo en el banco de ninguna manera.

     

    El problema de los ficheros de morosos es que las entidades bancarias cierran automáticamente la posibilidad de financiación a quienes se encuentran en estos ellos. Además, no es necesario ser deudor para aparecer en un registro de morosos como ASNEF, ya que son numerosos los casos de personas introducidas por error o de mala fe.

     

    Algunas empresas de las que proporciona mini créditos no tienen en cuenta la inclusión en estos ficheros, por lo que la persona afectada vuelve a tener la capacidad de tener liquidez inmediata. Se trata de una posibilidad muy positiva, ya que los bancos son totalmente implacables con los ficheros de morosos.

     

    Obtener financiación gracias a un minicrédito, ya sea para cubrir algunas necesidades básicas o incluso para poder realizar el pago de facturas o emprender un negocio es una posibilidad que tienes a tu alcance. Hay momentos en los que es muy necesario disponer de dinero inmediato, ya que sabemos que la avería del coche siempre llega cuando peor nos viene. Adquirir un nuevo electrodoméstico o realizar el pago de la matrícula universitaria son muchos de los motivos para requerir ayuda en un momento puntual.

     

    Rapidez y confidencialidad

     

    Gracias a los minicréditos, esa persona evita la molesta situación de tener que pedir dinero prestado a un amigo o a un familiar, algo que siempre causa bastante recelo. Las operaciones de financiación para conseguir un minicrédito son totalmente discretas, la confidencialidad está asegurada y el punto más favorable es que, en la mayor parte de los casos, no es necesario presentar nómina o aval y el requisito de estar registrado en ASNEF no suele ser tenido en cuenta.

     

    Los minicréditos estas haciendo posible que muchas familias y personas puedan encontrar una fórmula fácil de obtener liquidez sin ningún tipo de complicación. En el archipiélago, los minicréditos están experimentando un importante impulso, algo que va en sintonía con el resto del país. Si bien esta manera de financiarse no gozó en un principio de una buena prensa, la realidad ha demostrado que es tan válida como la que ofrece una entidad bancaria o una financiera al uso. Cumplir con los plazos acordados es el único requisito que se exige, siendo además al no tener prácticamente ningún tipo de traba burocrática.

     

    Por otro lado, muchos bancos ofrecen unas cantidades bastante altas. Con el caso de los minicréditos, es posible pedir cantidades pequeñas, desde 300 €. De esta manera, las posibilidades de conseguir este pequeño préstamo son muy altas y el plazo de devolución es muy corto. No se eternizan los pagos, sino que hay un flujo muy positivo tanto a la hora de recibir como de devolver el dinero.

     

    Las entidades financieras que ofrecen minicréditos están consiguiendo el favor y el reconocimiento de los usuarios, que ven en ellas una manera más de conseguir financiación sin todas las complicaciones que supone acudir a un banco. Al realizarse todo de manera telemática, solo es necesario un ordenador o un teléfono móvil, los trámites se agilizan y una vez que se aprueba la solicitud, puedes tener el dinero en solo 15 minutos.


    La fórmula de la financiación de pequeño tamaño es relativamente reciente de nuestro país, pero goza de un gran recorrido en naciones de nuestro entorno. Es por ello por lo que se están haciendo un hueco muy importante a la hora de conseguir liquidez. Un auténtico salvavidas para situaciones de apuro en las que resulta muy complicado acudir al banco o tener que pedir prestado a alguien. Gracias a la confidencialidad, rapidez y agilidad de los trámites, los minicréditos están haciendo posible solventar situaciones complicadas en muchísimas familias.