PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

A+ A A-

Consejos para superar la entrevista y conseguir el puesto de empleada del hogar

 

En la actualidad una doméstica en este territorio tiene derecho a un régimen de descanso, vacaciones, bajas y tiempos de permiso, pagos extraordinarios y hasta jubilación, por lo que este trabajo se ha convertido en uno de los más demandados por las mujeres desempleadas en el país vasco.

 

¿Pero cuál es el salario de una trabajadora doméstica? en las tablas salariales empleadas de hogar 2022 boe, publicadas por el Ministerio de Trabajo en España las personas que aspiran a un puesto de trabajo de esta naturaleza pueden encontrar esta información, así como el proceso de contratación.

 

Pero antes de optar por este empleo es importante que estemos preparadas para la entrevista, pues aunque parezca una prueba fácil de superar, las empleadoras suelen ser exigentes al momento de elegir a una trabajadora del hogar.

 

Siete cualidades que te harán la empleada ideal

De acuerdo al Régimen Especial de Empleadas del Hogar las funciones de las empleadas domésticas consisten en cocinar, limpiar, lavar, planchar, ordenar, cuidar a los niños, entre otras labores del hogar. Pero dependiendo de su desempeño, el empleador podría asignarle tareas adicionales, lo que equivaldría a más ingresos.

 

Por tal motivo, es importante demostrar que podemos ser la persona ideal para el puesto, con la capacidad física e intelectual para cumplir con las expectativas del empleador. Para lograrlo es importante desarrollar algunas de estas cualidades:

 

La puntualidad es clave

La puntualidad es la cualidad de los reyes, pero también cuenta para cualquier situación. Llegar fuera de tiempo o ausentarse sin justificación ni aviso previo, puede ser la causa de un despido justificado.

 

Solicitar permiso con antelación o comunicar nuestro retraso vía telefónica, en caso de tener algún inconveniente en casa o en el camino, pondrá en alerta al empleador y le dará tiempo para resolver el tiempo que estarás ausente. Además seguirás siendo la empleada responsable que ha contratado.

 

Que la organización hable por ti 

¿Si no eres organizada en el trabajo, quién lo será? La desorganización no puede ser una característica que defina tu personalidad, porque el trabajo de una doméstica es ordenar todo el desorden ocasionado por los dueños de la casa.

 

Nuestras acciones deben dejar claro que somos personas ordenadas, es decir que tenemos una planificación la cual cumplimos en el tiempo establecido y eso debe ser evidente todos los días de la semana.

 

Tener capacidad de adaptación

Si tienes experiencia como empleada del hogar sabrás que cada casa es una experiencia distinta, diferentes jefes, otro ambiente, otros requerimientos. Aunque nuestras funciones siempre serán las mismas, el empleador es otra persona que de seguro tendrá sus propias exigencias.

 

Comparar con el empleador anterior no será de ayuda, debemos aceptar que estamos en un nuevo empleo, que probablemente la relación no será igual, pero con la firmeza que será mejor.

 

¿Quién no aprecia la honestidad?

Una de las cualidades más valoradas por cualquier jefe es la honestidad de sus trabajadores, sobre todo si se trata de una persona que estará en su hogar, compartiendo su espacio y con familia la mayor parte del día, al menos cinco días a la semana.

 

Demostrarle a tu empleador que eres honesta te permitirá ganar su confianza y convertirte en el empleado ideal. Si el tiempo no fue suficiente para realizar una tarea u ocurrió algo irregular que te impidió ejecutarla, comunícaselo, es mejor que lo informes antes de que se dé cuenta por otra vía que no cumpliste con tu función.

 

Ser constante

Comenzar de prisa no es lo recomendable en un empleo, ir a una velocidad intermedia es lo ideal en el cumplimiento del trabajo, esto nos permitirá tener un margen de error holgado para corregir sin temor a quedarnos sin tiempo.

 

La energía, el empeño y el esfuerzo debe ser el combustible que nos haga avanzar en la ejecución de las tareas.

 

Que nunca falte el respeto

Por más amigable que sea tu jefe en el trabajo siempre debes mantener el respeto hacia este. Debe existir una distancia que marque la relación laboral, no sólo se trata de una distancia espacial, sino en el trato, pues no debemos confundir la cordialidad con la camaradería.

 

Estas confusiones en la relación pueden ser perjudiciales para tu trabajo, ya que el trato entre amigos suele ser libre, desmedido y hasta grosero, lo que podría producir una falta de respeto hacia el empleador, el cual terminaría en despido.

 

Una mente positiva atrae cosas positivas 

Tener una buena actitud en el trabajo es importante para que el ambiente sea agradable y las relaciones se puedan dar sin inconvenientes. Para que esto se logre es importante dejar los problemas personales fuera del ámbito laboral debido a que pueden interferir con la ejecución de las labores así como la calidad con la que se realizan.