PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

¿Cuáles son las dudas más frecuentes sobre sexualidad?

 

Una buena salud sexual está relacionada con el bienestar tanto físico como emocional

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    Aunque la sexualidad es inherente a nuestras vidas y una vida sexual activa es clave para nuestra salud, muchas personas tienen todavía muchos miedos y prejuicios sobre este ámbito. Hay dudas muy frecuentes que quizás nunca te hayas atrevido a preguntar y que puede que compartas con miles de españoles

     

    Una buena salud sexual está relacionada con el bienestar tanto físico como emocional. La salud sexual es un importante indicador de nuestro estado de ánimo y nuestro estado físico. Sin embargo, existen muchos tabúes y prejuicios sobre la sexualidad que los expertos nos animan a abordar y superar. Ver en pareja, por ejemplo,  ivideosporno.xxx puede ser una gran práctica y servir para conocer las preferencias sexuales del otro y derribar prejuicios que no tienen sentido. Todo lo que sea explorar de forma positiva la sexualidad debe ser conocido y puede ayudar a tener experiencias sexuales, positivas y libres.

     

    Tabúes que no son saludables sobre la sexualidad

     

    En décadas pasadas hablar de salud sexual era considerado como un tema prohibido. No obstante, las campañas de divulgación que se han sucedido en los últimos años están haciendo posible superar muchos de estos tabús y las nuevas generaciones están mucho más libres de prejuicios.

     

    Hoy en día se intenta abordar la sexualidad con respeto, ofreciendo la información necesaria para que tanto hombres como mujeres adquieran y tengan hábitos sexuales saludables.

     

    Uno de los objetivos de la concienciación sobre la sexualidad es evitar situaciones indeseadas. Con ello no solo se intenta prevenir embarazos no deseados sino también el contagio de enfermedades de transmisión sexual, así como la discriminación de sexo y la violencia de género.

     

    Cuando se trata de los tabúes que afectan a las mujeres, hay una serie de temas que aparecen de forma frecuente. Uno de ellos tiene relación con el sexo oral. Hace décadas era considerado como algo desagradable, pero hoy en día los expertos en sexualidad recomiendan esta práctica como satisfactoria.

     

    Otro tabú muy común en las mujeres está relacionado con no querer poner en práctica fantasías. Esto tiene que ver tanto con la rutina como con el miedo a lo desconocido. Si tu pareja es capaz de confesarte una fantasía que nunca antes había contado es prueba, en primer lugar, de confianza. No hay que rechazar probar cosas nuevas antes de reflexionar sobre ello y cómo puede ayudar o no a avanzar en la relación de pareja.

     

    Por último, hay mujeres que creen que no deben nunca llevar la iniciativa. Creen que está mal visto socialmente tener una actitud demasiado activa y que su rol siempre debe ser más en reacción a su pareja. Los expertos aseguran que este concepto está completamente equivocado y que puede derivar en aburrimiento y afectar negativamente a las relaciones de pareja. No hay nada malo en una mujer que quiere empezar el sexo, de hecho, puede llevar a incrementar la libido en ambos componentes de la pareja.

     

    Por otra parte, en cuanto a los tabúes del hombre, es muy común encontrar una situación opuesta: hay hombres que creen que deben llevar siempre la iniciativa en el acto sexual y no hacerlo así les muestra débiles y poco masculinos. Esta es una creencia que estaba muy extendida en generaciones anteriores pero que, afortunadamente, hoy en día no aqueja igual a los jóvenes.

     

    Las dudas más comunes que algunos no se atreven a plantear

     

    Todos estos tabúes tienen mucha relación con dudas sobre la sexualidad que numerosas personas no se atreven a plantear. No acudir a un experto en sexualidad si fuera necesario es un gran error, como lo es no tratar de buscar respuestas a dudas que afectan a la salud de la relación de pareja.

     

    Entre las preguntas más comunes observadas por los sexólogos vamos a destacar cuatro de las más recurrentes:

     

    - ¿Tener fantasías con otra mujer me convierte en lesbiana? Este pensamiento es muy frecuente pero la realidad es que la orientación sexual no viene marcada por fantasías o pensamientos esporádicos.

     

    - ¿Debo contar mis fantasías a mi pareja?  La respuesta a esta pregunta no es sí o no pues depende del grado de confianza, el tiempo que lleva la relación y la percepción del otro. En términos generales la respuesta debería ser afirmativa pues puede ayudar a explorar nuevos caminos en la relación y hacer el acto sexual mucho más placentero.

     

    - ¿Debo acceder siempre a las demandas de mi pareja? Esta duda es frecuente entre parejas jóvenes y entre ellas. En todo caso, nunca hay que acceder a las demandas del otro si no estamos a gusto con ello y si no nos apetece. Hay que recordar siempre la naturaleza consensuada del acto sexual y de todo lo relacionado con una pareja.

     

    - Por último, otra duda no está relacionada con las parejas sino con los padres que tienen hijos adolescentes. Muchos padres no saben cómo abordar estas cuestiones con sus hijos. Los expertos en sexo recomiendan cultivar una relación de confianza para que sea el hijo el que, en un momento dado, se atreva a plantear sus dudas sobre el sexo a su padre o madre.