PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Fuerteventura un turismo que enamora

Comer en Fuerteventura es un gozo para los sentidos, con sabores puros de antaño, legados por los primeros pobladores de dichas tierras

 

En Las islas Canarias tienen la suerte de contar con Fuerteventura, considerada como la segunda isla más grande del Archipiélago Canario. Es conocida como la ciudad del viento, y su extensión no está particularmente habitada, siendo la cuarta en densidad de población de todas las islas. Si te gusta el turismo de playas cristalinas, los deportes relacionados con el mar, la buena gastronomía y de noche un poco de acción te puedes decantar por el ocio nocturno, que dispone de un amplio abanico a disposición de quien lo necesite. 

 

Dentro de toda esta diversidad podemos hallar locales de todo tipo y con toda clase de entretenimiento por ejemplo salas de fiestas, restaurantes o bares. Dentro de estos locales encontraremos muchos slots (máquinas tragamonedas), que en sus primeros tiempos eran fácilmente reconocibles por sus tres carretes con frutas, que una vez alineados los mismos símbolos daban el premio acordado. Hoy en día la oferta es grandísima, pudiendo acoplarse a todos los gustos. Además, si te decantas por disfrutar de estos juegos desde el hotel o la playa con tu móvil, podrás hacerlo a cualquier hora y desde cualquier dispositivo, ya que plataformas de casino como William Hill ofrece la opción de jugar sus slots de forma online.

 

Deportes relacionados con el mar

 

Teniendo en cuenta que es muy probable, que incluso en temporada alta, nos encontremos con alguna playa solitaria, podremos  disfrutar a nuestras anchas practicando cualquier deporte de nuestro agrado.

 

Tanto al norte como al sur de Fuerteventura, podemos practicar en una moto acuática (no necesitaremos carnet, pero si una pequeña instrucción y equipo). En nuestro recorrido con la moto cabe la posibilidad de observar algunos delfines, pudiendo apreciar la elegancia de sus movimientos así como lo sociables que son por naturaleza, esto será posible dependiendo de la época del año. Así mismo, también podremos disfrutar de otros actividades, como ejemplo con el kayak, el snorkel o el buceo, maravillándonos de todo lo que nuestra vista pueda alcanzar a ver. Claro que si preferimos no hacer tanto ejercicio, siempre podemos disponer de barcos con visión submarina, para no perdernos nada de las maravillas que nos aguardan.

 

Otras opciones que tenemos a nuestra disposición son alquilar diferentes medios de transporte por el mar o tierra, desde alquilar barcos a safaris con Jeep, con este medio de transporte nos podremos alejar de la costa si ese es nuestro deseo. De esta manera conoceremos las zonas más agrestes y primitivas de la isla.

 

Dichos safaris son perfectos para cualquier edad, permitiendo al usuario descubrir desde volcanes, montañas, cuevas volcánicas o  los pueblos de interior, con hermosas aldeas que parecen transportarnos a otra época. En estos podemos visitar iglesias, museos o cualquier otro lugar de interés, como parques naturales donde descubrir las dunas hechas de conchas marinas u observar la fauna del lugar.

 

Gastronomía en Fuerteventura

 

Comer en Fuerteventura es un gozo para los sentidos, con sabores puros de antaño, legados por los primeros pobladores de dichas tierras, (los aborígenes canarios), que abasteciéndose de los productos de la tierra y el mar nos dejaron la base para los manjares actuales, más elaborados pero sin perder la esencia de sus antepasados.

 

Como gran muestra podemos encontramos con sus quesos, destacando entre ellos su popular queso majorero, las papas arrugadas, el gofio o la sabrosa carne de cabra, que a través de los siglos ha ido dando un toque especial en la cocina, otorgándole un sabor muy peculiar.

 

Fuerteventura ofrece muchas posibilidades en cuanto a entretenimiento, relax, turismo y gastronomía, por lo que es una opción a considerar de cara a futuras vacaciones, o incluso escapadas de fin de semana si vivimos cerca.