PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

Qué debemos tener en cuenta para elegir el seguro de coche más adecuado

Tanto si acabas de comprar un automóvil y necesitas contratar una póliza nueva, como si solo deseas actualizar los términos de tu seguro actual y cambiar de compañía

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    El mercado de seguros de automóviles se caracteriza por tener una oferta muy amplia y las opciones disponibles son muy diversas, por lo que no siempre es fácil elegir el mejor producto, aquel que mejor se adapta a tus necesidades. Aquí te vamos a dar una serie de claves para que conozcas mejor estos productos y elijas el mejor seguro de coche para tus necesidades particulares.

     

    Tanto si acabas de comprar un automóvil y necesitas contratar una póliza nueva, como si solo deseas actualizar los términos de tu seguro actual y cambiar de compañía, lo primero que debes recordares que no existen pólizas mejores que otras. Existen pólizas diversas que permiten adaptar las prestaciones ofrecidas a sus necesidades, ya que las empresas de seguros tienen en cuenta nuestras particularidades como conductores, así como las de nuestro vehículo a la hora de crear un paquete de seguro personalizado.

     

    Por eso, el precio de las pólizas varía de un caso a otro y depende en gran medida de tu perfil, las características de tu coche, el tipo de seguro, las coberturas que hayas elegido y la propia compañía de seguros.

     

    Por eso, lo principal y más importante es comparar para ser capaces de obtener las mejores condiciones y aquel seguro de coche que mejor se adapte a nuestras necesidades. Sin embargo, antes de que comencemos a buscar el producto más adecuado para nuestras características, existen algunas preguntas que deberíamos plantearnos.

     

    Para empezar, cuál es el tipo de póliza que estamos buscando, ya que existen varias modalidades entre las que podemos elegir.

     

    El más básico es el seguro a terceros (o de responsabilidad). Llamado así porque solo cubre los daños causados ​​a un tercero en un siniestro por la que se nos considere culpables y por ello es más barato.

     

    Si tu intención es tener más coberturas, puedes optar por un seguro de responsabilidad civil ampliado, similar al anterior, pero añadiendo, a las garantías básicas, coberturas por rotura de cristales, robo de vehículos y daños por incendio.

     

    La otra opción es un seguro a todo riesgo. Es la opción más cara, pero también ofrece las coberturas de seguro más completas, ya que, además de cubrir los sucesos de terceros, también cubre los daños ocasionados en el vehículo asegurado, aunque haya sido este el culpable del suceso. Y puede cubrir cosas tan pequeñas como, por ejemplo, arañazos al maniobrar en el garaje, accidentes al rozarnos contra una pared o daños por una colisión trasera con otro automóvil. Es la mejor opción cuando adquirimos un coche nuevo.

     

    Otra opción son los seguros a todo riesgo con franquicia. Es muy similar a la opción anterior, pero con un precio más económico, ya que, en caso de sufrir un siniestro en el que seamos responsables, compartiremos los costes con la aseguradora. Esto significa que nosotros correríamos con los gastos hasta alcanzar el importe de la franquicia y el resto corre a cargo de la empresa.

     

    Otro tema a considerar antes de obtener una cotización de seguro de automóvil es nuestro perfil como conductor, cómo usamos el vehículo, qué número de personas lo conducen, dónde pasa la noche el automóvil o en qué lugares está normalmente.

     

    Dependiendo de todo esto, tendremos necesidad de unos tipos de coberturas u otros. Además, es necesario que consideremos las características de nuestro coche. Desde cuál es su antigüedad, hasta su rendimiento y elementos adicionales (ya que estos podrían aumentar al precio del importe de nuestro seguro).

     

    También debemos considerar con qué tipo de aseguradora queremos realizar la contratación de nuestro seguro, de forma directa o, por el contrario, tradicional. Esta es una decisión que depende completamente de nosotros y de nuestras preferencias, ya que ambos tipos de aseguradoras ofrecen las mismas características y garantías, siendo la única diferencia, el proceso de contratación y de resolución de incidencias.

     

    Por lo general, las compañías de seguros que operan de forma directa tienen la capacidad de ofrecer precios más bajos porque tienen menos infraestructuras (no disponen de oficinas) y operan exclusivamente a través de internet o por teléfono.

     

    Cuando hayamos respondido a todas estas preguntas de forma claras, será el momento de obtener cotizaciones de varias compañías de seguro para que podamos comparar.

     

    Y para llevar a cabo este proceso, la forma más rápida y cómoda de acceder a las mejores ofertas del mercado teniendo en cuenta nuestras características es utilizar un comparador de seguros.

     

    Estas herramientas llevan a cabo una comparación personalizada con los precios y coberturas de las pólizas ofrecidas por las principales aseguradoras que operan en España.

     

    Por último, una vez que hayamos seleccionado el seguro que consideramos más adecuado y deseemos asegurarnos de que encaja con nuestro perfil, lo más aconsejable es leer la póliza con atención y observar la letra pequeña para comprenderlas limitaciones y exclusiones. Nunca firme su póliza sin asegurarse de que comprende y acepta su contenido.