PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
A+ A A-

El hospital AMUS de Extremadura recibe a un guirre majorero para una intervención quirúrgica

Los extremeños afirman que se trata de una "gran responsabilidad en la admisión de un ejemplar de una especie tan icónica del complejo isleño canario”

 

  • Redacción NoticiasFuerteventura
  •  

    AMUS (Acción por el Mundo Salvaje) es una organización no gubernamental de ámbito nacional, con carácter independiente y sin adscripción ideológica/política alguna. Declarada entidad de Utilidad Pública, en 2017, fue fundada en Extremadura en el año 1995 con el objetivo de asegurar el estado de conservación de las especies y de los hábitats naturales. Está formada por un equipo de técnicos especializados en programas de conservación y recuperación de especies.

     

    El Hospital de Fauna salvaje de AMUS comenzó a construirse a finales de 1995 en el epicentro de la provincia de Badajoz, en Extremadura (España), un lugar en el que se recepciona, para su tratamiento médico y posterior liberación, cualquier especie silvestre herida y exclusivamente ibérica, que se encuentre en la provincia de Badajoz.

     

    Un hospital claro está pero también un lugar con módulos temáticos según grupos de especies para ejemplares irrecuperables con los que se instauran planes de adopción o cría en cautividad con programas paralelos y muy renovadores de educación y sensibilización social.

     

    En el hospital de AMUS ingresan más de mil animales silvestres todos los años y se consiguen recuperar y liberar a la Naturaleza sobre un 63%. Este servicio compuesto por profesionales ofrece una asistencia médica a aves y en menor medida a mamíferos, reptiles y anfibios todos los días del año en un servicio de 24 horas.

     

    Un guirre majorero

     

    En este sentido un ejemplar de Guirre o Alimoche canario (Neophron percnopterus majorensis), subespecie del alimoche común, exclusiva de las Islas Orientales del Archipiélago Canario y considerada "en peligro de extinción" en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y en el Catálogo Canario de Especies Protegidas, ha sido trasladado desde la isla de Fuerteventura hasta el Hospital de AMUS por personal del Gobierno de Canarias, para una intervención quirúrgica de urgencia.

     

    De este modo, el gobierno canario y el extremeño, junto al Cabildo de Fuerteventura, a través de sus respectivas administraciones con competencias en conservación de especies amenazadas, han comenzado un "viaje solidario" en el que "comparten responsabilidades y muchas esperanzas".

     

    La Dirección General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura y la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, “en un ejemplo de apertura interinstitucional y cooperación, han dado luz verde a una misión en la que existen muchos factores que harán de la misma un recorrido en el que está asegurado el crecimiento en aprendizaje y el fortalecimiento de las relaciones”, según regióndigital.com.

     

    En este marco, la opción posible de trasladar a este “pequeño buitre” al Hospital de AMUS, adquiere una "gran responsabilidad" en la admisión de un ejemplar de una especie "tan icónica" del complejo isleño canario.

     

    Así, el guirre o alimoche canario, es un pequeño buitre de hábitos carroñeros muy arraigado en la cultura de las islas. Endémico y "seriamente amenazado", es uno de los grandes valores naturales que albergan estos territorios rodeados de mar, cuyas poblaciones han logrado mantenerse y progresar gracias al notable esfuerzo desarrollado a lo largo de más de veinte años por parte de administraciones competentes y distintas entidades de investigación, señala AMUS.

     

    En el año 1998, su población se reducía a tan solo unos 150 ejemplares y 21 territorios de cría. Desde ese momento ha experimentado un crecimiento continuo y en el año 2020 la población de guirres estaría formada por al menos 376 ejemplares y se observaron un total de 82 territorios de cría ocupados (77 en Fuerteventura, 6 en Lanzarote, 1 en Alegranza y otro en el islote de Montaña Clara).

     

    Traumatismo del ejemplar

     

    La historia de este alimoche comienza en el momento que sufre un traumatismo de origen desconocido en el medio natural y es recogido por los Agentes de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura, que comprueban que se trata de un macho adulto nacido en el año 2006.

     

    El ejemplar es trasladado al Centro Veterinario Sur que presta apoyo veterinario al Cabildo de Fuerteventura, donde es tratado e intervenido de una fractura en la pata izquierda.

     

    No obstante, su evolución se complica y aparecen "problemas muy serios" que le dificultan la locomoción y su posterior devolución al medio.

     

    Es entonces, cuando desde los servicios técnicos canarios se contacta con AMUS solicitando asesoramiento y comienza a plantearse el traslado del ejemplar hasta Extremadura e intervenirlo bajo la coordinación del equipo de la plataforma "Avian Medicine Research", una plataforma recientemente creada por AMUS y la Fundación CREW.

     

    Ya con el ejemplar en Extremadura, un equipo de expertos estudia el acometido quirúrgico que se instaurará. Si todo sale bien, se mostrará la idoneidad del trabajo en red y el músculo de esta plataforma quirúrgica cuyo gran objetivo es poner a punto protocolos médicos que sitúen a los centros de recuperación en una escala de excelencia y vanguardia en la asistencia hospitalaria de fauna silvestre.

    Comentarios (2)  



    Comentarios  
    # Tiscamanita 10-06-2021 10:23
    El dia que consigamos que le presten similar atencion a los enfermos humanos....
    Responder | Responder con una citación | Citar
    # mendez .un ser human 12-06-2021 07:02
    en la gran mayoria de los casos de extincion de animales ,detras esta la accion de los que tú llamas humanos.es logico pues que agamos algo humano con estes seres a los cuales j.......
    Responder | Responder con una citación | Citar
    Escribir un comentario